Belleza durante la cuarentena

La lucha contra el COVID-19 ha obligado a los gobiernos de los países afectados a decretar medidas de confinamiento a su población y con estas medidas no puedes cumplir con tus tratamientos estéticos profesionales. Esto no implica que estés obligada a descuidarte. Aprovecha el confinamiento para cuidarte por dentro y por fuera.

 

Los cuidados personales y de belleza pasan por una buena alimentación, ejercicio adaptado al nuevo entorno y mantener o incorporar rutinas domésticas para sentirte bien y mantener los tratamientos que has tenido durante el año. Cierto es que no puedes reparar unas uñas permanentes o no puedes realizar tu tratamiento de presoterapia  o cumplir tus sesiones de depilación láser pero eso no significa que puedas realizar pequeñas rutinas que te harán sentir mejor.

Consejos de belleza para el confinamiento

Estar en casa no significa descuidarnos. Debemos mantener nuestros cuidado e higiene. Además esto nos ayudará a sentirnos mejor.

Como siempre defiendo, la belleza es un concepto abstracto que basamos en unos cánones construidos en gran medida de manera social. Pero al margen de las influencias sociales,  la belleza también es una madura construcción interna y personal. Lo que nos hace sentir bien físicamente nos hace más bellos, nos refuerza la autoestima. Basta una rutina de ejercicio o un poco de colorete para vernos mejor, proyectarnos mejor y estar más satisfechos.

 

¡Fuera pijamas!

Vernos todo el día con el pijama y el moño nos hará el confinamiento más duro

Special Guest Interview

No se trata de ponerse el vestido de noche vieja, tan solo una buena actitud y un poco de tiempo, precisamente lo que sobra en estos días.

Ponte guapa. Dentro de la comodidad, no uses prendas rotas o manchadas y mucho peor, que te sienten mal. Usa prendas cómodas tipo homewear pero que te hagan sentir bien. Aprovecha, ahora que viene mejor tiempo para usar los vestidos de verano que llevan un año esperando. No esperes al fin de la cuarentena para cambiar el armario. Hazlo ya, siéntete bien.

Aprovecha para hacerte peinados bonitos, trenzas,…experimenta, atrévete y se muy original.

¡No olvides tus cremas!

No dejes de usar tus cremas y tratamientos. Saca del armario los tratamientos que compraste o te regalaron y que, por falta de tiempo no has usado. Lee detenidamente todas las indicaciones de cada producto y úsalos. No vas a encontrar mejor ocasión para cuidarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *